Y luego, actúe

En varias ocasiones he escrito acerca de la necesidad de tener planeación apropiada como una manera de lograr una meta. Esta meta podría estar en el área de las actividades escolares, atléticas, de los negocios o de las relaciones personales- prácticamente en cualquier asunto que sea de experiencia humana. Intentar lograr una meta sin un plan sin haber tenido la planeación apropiada es como irse de viaje a un lugar desconocido sin un mapa. Sin un mapa, es fácil perderse. Los planes son de vital importancia.

Sin embargo, después de haber hecho planes para lograr una meta, debemos actuar. Hacer buenos planes y luego actuar. Esta es una de las leyes del éxito. De manera interesante, con frecuencia nos atoramos en concentrarnos en sólo una de éstas cosas, planear o tomar acción, siendo que necesitamos hacer ambas cosas.

Si actuamos sin hacer planes, los resultados, si es que los hay, pueden ser menos que deseables. Por otra parte, si hacemos grandes planes y no actuamos, ¿de qué nos sirven? En la vida, debemos ser filósofos y guerreros, jugador y entrenador. Necesitamos hacer planes, pero debemos actuar también.

Con frecuencia, muchos de nosotros hacemos planes. Muchas veces, estos planes no están escritos, sino que son vagos sueños flotando en nuestra mente, y no actuamos para hacerlos realidad. Se nos olvidó, de alguna manera, que cualquier logro en la vida requiere de acción. Lo que puede suceder es que vivamos nuestra vida en nuestras cabezas, y eso, ¿será vivir? Creo que se podría debatir, pero yo diría que no es vivir completamente.

Los expertos en mercadotecnia usan eslóganes que nos piden tomar acción, principalmente para que compremos sus productos. Como individuos, debemos encontrar o crear eslóganes, mantras o dichos que funcionen como llamados dinámicos a la acción, que sirvan como catalistas que nos permitan actuar.

Una cabeza llena de buenas ideas, a falta de acción, no sirve de mucho. A menos que nuestra idea de vivir sea simplemente vivir soñando.

La vida debe ser más que una colección de sueños sobre los cuales no hemos actuado. La imaginación y la creatividad son clave para la felicidad de los individuos de y de la sociedad. Sin embargo, si no actuamos respecto a producto de nuestra imaginación, entonces, ¿qué fin tiene?

Imagine. Planee bien, y luego actúe.

Image courtesy of [Nathan Greenwood] / FreeDigitalPhotos.net

*Nota del autor: Es posible que vea aparecer esta columna en un periódico bajo el nombre “Both Sides”. Estoy publicando ésta columna primero aquí en CYInterview.com. He estado escribiendo columnas en periódicos desde hace varios años. Ya que mis columnas han sido bien recibidas en CYInterview.com, pensé en compartirlo con ustedes. Espero lo disfruten. Me pueden enviar sus preguntas y comentarios a [email protected] ¿Les gustó la columna de hoy? Regresen a ver qué más tenemos con frecuencia.