Desperdiciar Menos Tiempo

Me hubiera gustado llamar esta columna “La Completa Eliminación de Tiempo Perdido”, pero eso hubiese sido una pérdida de tiempo. ¿Por qué? La respuesta se encuentra en la misma naturaleza de establecer metas. Muchas personas establecen metas muy grandes, para después dejar de persiguirlas a los pocos días.

A todos nos gusta soñar con cosas grandes, y eso no tiene nada de malo. Para poder alcanzar esos sueños, tenemos que trabajar al revés de donde queremos terminar. Debemos crear un buen número de metas subsidiarias, que en algún momento nos llevarán a donde queremos llegar. Sin embargo, si nos enfocamos en una meta lejana y dificil de alcanzar y no fijamos una serie de metas más pequeñas y más fáciles de alcanzar, lo único que sucederá es que nos desmoralizaremos.

Frecuentemente, desperdiciamos tiempo al evadir de forma consciente o inconsciente cosas que debemos hacer que no son una perdida de tiempo. A menudo hacemos esto porque nos encontramos con una meta lejana y difícil de alcanzar.

Imagínense tener que escribir un trabajo final para la escuela. Recuerdo haber tenido trabajos finales que habían sido asignados desde el comienzo del semestre. Con la mejor de la intensiones, terminaba el primer día de clases soñando que escribiría el mejor trabajo jamás escrito en la historia de los trabajos finales. Mi imaginación me llevaba a lugares muy altos. Sin embargo, no planeé como concretar este excepcional trabajo.

¿Qué pasó? Sin un mapa de cómo escribir el mejor trabajo final, me asusté pensando que nunca podría escribir algo lo suficientemente bueno. En vez de comenzar a escribir mi trabajo, encontraba una infinidad de maneras de evadirlo; eso se llama procrastinar. La procrastinación es una de las causas de la pérdida de tiempo. La procrastinación es conducida por la evación de cosas que debemos hacer. Al eliminar la procrastinación podemos ahorrar tiempo y convertirnos en personas más eficientes.

Regresando al tema del trabajo final; en algún momento terminé por escribir mi trabajo, después de haber desperdiciado mucho tiempo procrastinando. En algunas ocasiones mis trabajos eran buenos, en otras no. Estoy convencido que todos mis trabajos hubisen sido mejores, de no haber esperado hasta el último minuto para comenzar a escribirlos, y de no haber desperdiciado tanto tiempo preocupandome por crear algo perfecto.

Esto me remite al título de esta columna. Comencemos a desperdiciar menos tiempo, antes de preocuparnos por eliminar todo el tiempo perdido, de otra manera, nos hallaremos procrastinando de nuevo.

Image courtesy of [Vichaya Kiatying-Angsulee] / FreeDigitalPhotos.net

*Nota del autor: Es posible que vea aparecer esta columna en un periódico bajo el nombre “Both Sides”. Estoy publicando ésta columna primero aquí en CYInterview.com. He estado escribiendo columnas en periódicos desde hace varios años. Ya que mis columnas han sido bien recibidas en CYInterview.com, pensé en compartirlo con ustedes. Espero lo disfruten. Me pueden enviar sus preguntas y comentarios a [email protected] ¿Les gustó la columna de hoy? Regresen a ver qué más tenemos con frecuencia.